Bacalao a la vizcaína

Una de las mejores cosas de la salsa vizcaína es que es bastante sencilla de preparar y normalmente usa ingredientes comunes y baratos.

Ingredientes:

1 lomo de bacalao salado grande
1 cebolla grande
2 dientes de ajo
2 pimientos asados (preferiblemente pimientos choriceros)
1 tomate
1 cucharada de harina
Aceite de oliva virgen extra

Lo primero que tenemos que hacer es poner el bacalao bajo la llave de agua fría y frotar delicadamente con los dedos para que se desprenda toda la sal. Introduce el bacalao en un recipiente con agua fría y llévalo al refrigerador hasta el día siguiente.
Luego elimina el agua y ya está listo para ser cocinado.
Importante: Al desalar el bacalao debes mantener el recipiente siempre en el frío para evitar que el bacalao se estropeé.

Preparación:
Cuando esté en el punto correcto de sal, introduce el lomo de bacalao en una olla con agua fría y calienta. Retira la sartén del fuego cuando empiece a hervir.
Cubre el fondo de una sartén cona ceite de oliva. Sofríe la cebolla cortada en cubitos hasta que empiece a dorarse, y luego añade los dientes de ajo, pimientos y tomate.
Cuando estén todos los ingredientes ligeramente fritos añade la harina, pues se debe tostar un poco.
Añade parte del caldo donde se hirvió el bacalao (dos tacitas) y déjalo hervir a fuego lento. Este caldo tiene el sabor y la gelatina del bacalao.
Cuando la salsa tenga una consistencia densa añade el bacalao y mantén en el fuego a fuego lento, lo justo para calentarlo.

¡Disfruta del bacalao a la vizcaina! Pero cuidado, la salsa vizcaína puede estar riquísima, ¡pero es un infierno sacarla de la ropa blanca! Una buena idea es repartir servilletas si planeas servir este plato en una cena con amigos.

SI TE GUSTÓ ESTA RECETA ¡Puedes compartirla!

Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on Tumblr0Share on LinkedIn0

Recetas Relacionadas