Exfoliante casero para la cara de té verde

Ya desde su consumo interno, el té verde te ayudará con diferentes enfermedades de la piel por ser un antiséptico y antiinflamatorio, como también te puede ayudar a reducir las ojeras. Pero su uso externo es mucho más directo sobre la zona a tratar y aunque últimamente está formando parte de cremas y otros productos para la piel, no es el modo de uso más difundido.

Ingredientes

 2 cucharadas de té verde en polvo

 1 taza de azúcar (puede ser blanco o moreno)

 2 cucharada de aceite de oliva

 1 taza de agua

Preparación

 Prepara una cucharada de té en el agua caliente y deja enfriar. Mientras tanto mezcla el azúcar con dos cucharadas de aceite de oliva en un recipiente aparte. Si no consigues té verde en polvo, usa una bolsita.

 Cuela el té infusionado, reserva el agua y agrega el té húmedo a la mezcla. Agrega también el té seco, mezcla hasta incorporar todo. Si usas bolsitas de té verde, desarmarlas para incorporar a la mezcla.

 Agrega poco a poco agua hasta lograr la textura que veas conveniente. No hay una que funcione más que otra, pero la idea es generar una especie de “crema”, de ser necesario agrega más agua sin infusionar.

 Reserva el exfoliante terminado en un frasco de vidrio limpio. Reserva en la nevera.

 Es recomendable que uses este exfoliante bajo la ducha o bien dándote en tu piel humedecida con agua tibia. Aplica con suaves masajes circulares en tu rostro, luego elimina los restos con agua fría.

 

 

SI TE GUSTÓ ESTA RECETA ¡Puedes compartirla!

Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on Tumblr0Share on LinkedIn0

Tips Relacionados