Exfoliante natural para el cuerpo

 Mezclar 2 cucharadas de leche en polvo con media taza de avena molida. Agregar una cucharadita de maicena. Añadir agua poco a poco hasta formar una pasta. Dejar reposar la mezcla por un minuto. Aplicar con un masaje. Enjuagar con abundante agua fría. Es exfoliante es una buena alternativa para las pieles sensibles, ya que suaviza y desinflama las zonas resecas o rojizas.

SI TE GUSTÓ ESTA RECETA ¡Puedes compartirla!

Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on Tumblr0Share on LinkedIn0

Tips Relacionados