Leche y papa para las manos resecas #1.

Tener las manos resecas es muy habitual, sobre todo cuando el clima del lugar en el que vivimos es excesivamente frío o demasiado caluroso. Asimismo, los jabones, detergentes y productos de limpieza también pueden estropear esta delicada piel.
Para evitar que esto ocurra y huir de las manos resecas, lo mejor es utilizar una crema hidratante a diario y combinarla con el uso de tips de belleza caseros como el que encontrarás a continuación.

Ingredientes

  • Una papa.
  • Medio vaso de leche entera.
  • Una cucharada de miel.
  • Tu crema de manos de uso habitual.
  • Unos guantes de tela o látex (opcional).

Pasos a seguir

  1. En esta ocasión vamos a explicarte cómo puedes acabar con las manos resecas usando una mascarilla natural.
  2. Para elaborarla, comienza pelando la papa.
  3. Cuando le hayas quitado la piel, cuécela en agua durante unos 20 minutos.
  4. Transcurrido ese tiempo, retira la papa del fuego y machácala con la ayuda de un tenedor para transformarla en puré.
  5. Agrega la miel y la leche y remueve todos los ingredientes usando una cucharada hasta dar vida a una pasta homogénea.
  6. ¡Ya tienes lista esta mascarilla casera para las manos! Ahora, extiéndela sobre ellas y deja que actúe durante unos 15 minutos.
  7. Si lo deseas, puedes cubrirlas con unos guantes viejos de tela o de látex para evitar que la mezcla se desprenda de la piel.
  8. Finalmente, retira el compuesto con abundante agua templada, sécate las manos con una toalla y aplica tu crema hidratante de uso habitual realizando un suave masaje.
  9. La leche, la papa y la miel hidratarán la piel al máximo y la dejarán suave, tersa y sedosa.
  10. Pon en práctica este truco de belleza natural una vez a la semana para mantener las manos hidratadas y suaves y olvidarte de la sequedad.

SI TE GUSTÓ ESTA RECETA ¡Puedes compartirla!

Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on Tumblr0Share on LinkedIn0

Tips Relacionados