¿Piel firme? Un chorro de agua fría.

Sabemos que no hay nada como un buen baño caliente, pero esto puede afectar la elasticidad de tu piel más de lo que
imaginas.
¿En apuros para lucir unas piernas perfectas o un abdomen firme? Con la ducha direcciona agua fría (no helada) a estas áreas por 5 minutos. ¡Notarás la diferencia!

SI TE GUSTÓ ESTA RECETA ¡Puedes compartirla!

Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on Tumblr0Share on LinkedIn0

Tips Relacionados